Muévete y cambiaremos el mundo

Menú

Si queremos la paz: objeción fiscal frente al gasto militar

2 mayo 2022

La Campaña de la Renta ya ha llegado y con ella, un año más llega también la Campaña de Objeción fiscal frente al Gasto militar, una Campaña antimilitarista y cívica de Desobediencia Civil que inicia en Navarra en 1.985. Con ella se pretende presionar a los poderes públicos para que dejen de invertir nuestro dinero en los ejércitos y en las guerras.

SETEM Navarra-Nafarroa lleva apoyando esta Campaña promovida por la Alternativa Antimilitarista KEM-MOC desde hace años en coherencia con nuestra visión en relación a las guerras, al movimiento de las finanzas éticas y la propia Campaña Banca Armada, en la cual participamos.

En el año 2021 hubo 270 personas objetoras, con una cantidad objetada de 24.989 euros siendo Euskadi la comunidad con mayor número de objetores e importe objetado.

Navarra tras Madrid se encuentra en tercer lugar. El número ha ido disminuyendo en parte por las dificultades que han acompañado el paso de la declaración en papel a la declaración telemática. Un hecho que ha dificultado la tramitación y que supone un esfuerzo mayor.

Pero este año no es un año cualquiera, ya que la guerra se ha acercado mucho más a Europa y en Ucrania se libra nuevamente lo que la IRG (Internacional de Resistentes a la Guerra) mantiene desde hace más de un siglo como  lema: “la guerra, crimen contra la humanidad”. Esta guerra es más sangrante por la postura tomada por el gobierno del estado que ha decidido enviar armas mientras sigue negándose a acoger a las personas refugiadas de otras guerras que siguen llamando a nuestras puertas.

El gobierno sigue haciendo seguimiento de la OTAN y está dispuesto a aumentar el gasto militar nuevamente, mientras continúan los recortes en sanidad y no se aborda la lucha contra el cambio climático, el problema más importante al que se enfrenta la humanidad.

Y todo esto no sale gratis, ya que los recortes, al igual que las guerras, golpean con mucha más dureza a los que menos tienen ampliando la brecha social en lugar de caminar hacia una mayor equidad social.

Además esta, como otras muchas guerras, empieza aquí, porque financiamos los bancos que invierte la guerra y porque aquí en Navarra, está el polígono de tiro de Bardenas, espacio militar para seguir entrenando para matar, aunque sea lejos de nuestras fronteras.

¿Cómo se hace la Objeción Fiscal al gasto militar?

El sistema es simple pues consiste en cuando vayas a realizar la declaración de la renta (IRPF) destina a INICIATIVAS CIVILES CONTRA LA GUERRA una cantidad simbólica. La propuesta estatal es de 1 €, pero puedes desviar otras cantidades: 5, 10, 30, 50 u 84 euros

También puedes reclamar esa cantidad si te sale «a devolver».

Esa cantidad la ingresas en la cuenta bancaria del colectivo con el que deseas colaborar (ecologista, feminista, barrio, ONG, personas, etc) e indica como concepto: «Objeción Fiscal». En el caso de Navarra, se propone dos proyectos:

  • Proyecto colectivo 2022.Una iniciativa civil contra la Guerra que este año es la IRG (Internacional de Resistentes a la Guerra) que ha cumplido 100 años y NOVa (Grupo No violencia-Sahara Occidental). Puedes apoyar uno o ambos.

Puedes descargarte el folleto explicativo Objeción Fiscal de este año, en el que se explica cómo se hace y cualquier duda puedes contactar con el A-A MOC a través del correo: objecionfiscal@noalasguerras.org

Por último queríamos dejamos el Posicionamiento de la Mesa de Finanzas Éticas de REAS y la  Campaña Banca Armada sobre las finanzas éticas y la guerra recientemente publicado:

«Si queremos la paz, no financiemos las armas” 

El movimiento pacifista fue uno de los principales impulsores de las actuales finanzas éticas y solidarias. Desgraciadamente, hoy nos toca seguir diciendo NO A LA GUERRA, ni en Ucrania ni en ninguna de las otras 34 regiones que en el mundo están sufriendo un conflicto armado y donde según ACNUR más de 80 millones de personas han sido desplazadas de sus hogares. Más que nunca, debemos recordar que las guerras no se financian solas y que 3 de cada 4 armas no existirían si no fuera por el apoyo de instituciones financieras públicas y privadas. 

La Campaña Banca Armada lleva 15 años denunciando esta situación y elaborando informes que nos alertan año tras año sobre la financiación de la industria armamentística por parte de las entidades financieras y aseguradoras. 

Pero existen unas finanzas que no sólo excluyen a la industria de las armas de todas sus inversiones, sino que apuestan por una economía que, lejos de destruir la vida, la sostiene.»

Si queremos la paz, no financiemos las armas.

No pagues la guerra ni sus consecuencias

Ni una persona ni un euro para la guerra

¡Entre todas todo!

Inscríbete en nuestro boletín y empieza a vivir con una solidaridad activa.

¡Entre todas, todo!

Únete a Setem para ser partícipe de nuestras campañas e iniciativas. ¡Construyamos un mundo más justo!

X