COMERCIO JUSTO

¿Qué es el Comercio Justo?

El Comercio Justo es un movimiento que nace durante los años 60 en Holanda y fue en el año 1969 cuando se abrió la primera tienda con productos de Comercio Justo en ese país y poco a poco la filosofía del Comercio Justo se fue extendiendo por toda Europa. El movimiento pretendía cambiar la esencia de la Cooperación al Desarrollo que hasta entonces se había desarrollado entre los países del Norte, denominados como “primer mundo” y los países del Sur denominados «subdesarrollados» dado que esta siempre se había basado en dispensar ayuda bajo una perspectiva paternalista y de superioridad.

El Comercio Justo nació por tanto con la visión de pedir y reclamar justicia más que ayuda para que se pudieran solucionar las situaciones de pobreza y miseria en las que se encuentraban algunos de los países del Sur.

Hoy en día, ante las lesivas prácticas comerciales proteccionistas que aplican los países más ricos sobre los más pobres, el movimiento propone un modelo de comercio alternativo, con unas normas y objetivos claramente diferentes y que sea justo para todas las partes que entran en juego cuando se produce un intercambio comercial por que es fundamental abogar por un Comercio Justo frente a un Comercio Injusto.

El Comercio Justo añade valores éticos que abarcan muchos aspectos incluidos los ecológicos, los sociales o la igualdad de género y contribuye al desarrollo sostenible ofreciendo mejores condiciones en el comercio y garantizando los derechos de las personas productoras y trabajadoras y de las personas socialmente marginadas, particularmente en los países del Sur.

Para considerar un producto de Comercio Justo, su producción debe cumplir con estos diez principios:

– Proporcionar salarios y condiciones de trabajo dignas

– Estar libre de explotación infantil

– Respetar la igualdad entre mujeres y hombres

– Tener un funcionamiento democrático en las organizaciones de productoras

– Desarrollar una relación comercial a largo plazo

– Realizar un pago al productor de una parte del precio por adelantado

– Existir un respeto al medio ambiente

– Ser productos de calidad

– Proporcionar información clara y accesible para las personas consumidoras

– Destinar los beneficios a cubrir necesidades básicas de la comunidad: sanidad, educación, infraestructuras, etc.