Muévete y cambiaremos el mundo

Menú

Experiencias diferentes, objetivos similares: te presentamos nuestras voluntarias

9 marzo 2022

Hace poco tiempo nos despedimos de Boroka, nuestra voluntaria europea de 2021 y saludamos a Kristina y Valeria que quedarán con nosotros todo este año. Las tres chicas nos acordaron a contar sus perspectivas y expectaciones. Boroka estudiaba relaciones internacionales en Budapest, cogió un año libre para pasarlo en España y ahora tiene que continuar con sus estudias. Valeria, originalmente de Sicilia, estudiaba relaciones internacionales en Siena, Italia y Grenoble, Francia y eligió Setem para saber como funcionas organizaciones non-gobiérnales. Kristina estudiaba periodismo en Moscú y Hong Kong y vino a Navarra para combinar la creación del contenido con el trabajo social.

Boroka

Cuando empecé a buscar proyectos en España, mi objetivo era encontrar un proyecto donde realmente pudiera aprender sobre temas sociales y formarme para ser una persona consciente y socialmente responsable. Cuando vi el anuncio sobre el proyecto de SETEM, sabía que era el proyecto perfecto para mí. Vi que era una organización que cumplía los valores y objetivos que yo buscaba y que el equipo era muy profesional y abierto a nuevas iniciativas. Además, me parecía superguay quedarme en Pamplona para un año entero y trabajar en el casco viejo justo por donde pasa el Camino de Santiago.

No sabía hablar español cuando llegué a Pamplona. Por eso tenía muchas dificultades para entender el funcionamiento de los proyectos que íbamos a realizar y me costaba llevar la parte de la comunicación. Pero poco a poco empecé a entender más y más y a comunicarme lo suficiente como para poder discutir sobre los temas del trabajo y contribuir a ello.

Para mí, me costaba orientarme en las áreas del trabajo, porque hay muchos proyectos, talleres, exposiciones y otras cosas que hace SETEM. Yo trabajaba en la parte del comercio justo y me encantó, como el tema me interesaba muchísimo.

Soy estudiante del curso de relaciones internacionales en la universidad ELTE en Hungría donde estudio sobre los temas que mueven el sistema del mundo. Quiero entender como funciona el mundo y cuáles son las maneras más eficaces de apoyar para mejorar las condiciones de la gente que vive por debajo del umbral de pobreza. SETEM me ayudó mucho a enseñarme como puedo contribuir a nivel personal a este objetivo y como puedo sensibilizar a la gente de las injusticias que ocurren en los países del sur global.

He hecho muchas cosas interesantes durante mi estancia en Pamplona, pero si tuviese que mencionar solo algunos ejemplos, recordaría las construcciones de los escaparates de sensibilización, los talleres de Foro Textil, el taller de la sensibilización de la ropa y la ruta del chocolate del comercio justo.

Participando en estos proyectos, he mejorado y mi nivel de español, y mis habilidades de escribir, reflexionar, trabajar en equipo y adaptar al cambio. Además, he aprendido como trabajar en una ONG que se ocupa de temas de igualdad, condiciones laborales en el sector textil, comercio justo y educación para el desarrollo.

Para mí el tema más interesante era el comercio justo. Creo que es una iniciativa muy buena para construir un sistema solidario y justo para todas las personas trabajadoras del mundo. Me gustaría dedicarme más a este tema en el futuro, como pienso que aunque cueste mucho trabajo, se podría sensibilizar a la gente sobre esta alternativa y conseguir difundirla al conocimiento general de la gente.

He tenido muchas experiencias durante el año que me contribuyeron a crecer como persona y que me enseñaron la vida en Pamplona. Por ejemplo, el Camino de Santiago siempre me va a quedar como una experiencia única y mítica, o mis viajes en diferentes partes de España que me mostraron las culturas diferentes que existen en el país. Pero sobre todo, mi experiencia entera en Pamplona era mi favorita, la vida diaria, las interacciones con los locales, los intercambios de las culturas, el trabajo en SETEM, mis amigos y todo lo que me llama a regresar algún día.

Las consejo a nuevas voluntarias que lo disfruten y encuentren sus maneras de crecerse cada día, que participen en eventos culturales en Pamplona y que aprovechen las oportunidades que esta ciudad tan amable les ofrece. Además, les sugeriría que aprendan un poco de euskera, porque es un idioma muy interesante y único y que forma una gran parte de la cultura de Navarra.

 

Kristina

Yo desde hace mucho tiempo quería participar en un proyecto social, pero para los últimos dos años me dejé llevar por mi vida y mi trabajo en Hong Kong. Como periodista ya tuve experiencia promoviendo proyectos sociales y sensibilizando, pero nunca he estado dentro de un proyecto y quería saber como funcionaba.

Nunca he puesto demasiado esfuerzo para buscar algo nuevo, esperando por una oferta interesante, relacionado con mi área de experticia, pero al mismo tiempo ofreciendo algo nuevo para mí. Pensaba que en Setem ambas partes iban a ganar, como yo podría usar mi experiencia de trabajar con información, crear contenido, desarrollar proyectos diferentes y también aprender la especifica de la promoción de los tópicos sociales.

Después de vivir dos años en Hong Kong, mudando a Pamplona, me noté la diferencia inmediatamente. No sé si la diferencia aplica a España en general o a Navarra en particular, pero mucha gente aquí se preocupa del consumo local, medio ambiente y consumo responsable. En Hong Kong, la concentración del dinero es mucho más alta, siempre hay colas en frente de Gucci o Prada, pero todavía no hay tanta conciencia en sentido de consumo y comercio.

En un escaparate en Pamplona vi una frase que descubre nuestro trabajo aquí precisamente¨Piensa global, actúa local¨. Viviendo y haciendo amigos en Asia, viajando por allí, vi muchas cosas que intentamos cambiar desde aquí, y ya sabía que era un tópico muy importante como era algo personal para la gente a que conocí allí.

Ahora, al revés, el proyecto me ayuda a conocer a mucha gente de Europa, en particular de Pamplona y otras ciudades en España, que están intentando cambiar el sistema con sus ideas ahora mismo. Cuando todo el mundo aquí te conoce, parece que ya eres una parte fundamental del equipo.

Para mí, la parte más difícil de estar aquí es tener tantos proyectos en mi cabeza y calendarizar cada uno si olvidar del otro. Todas áreas de trabajo son valiosos y necesitan atención, pero parece que nunca hay bastante tiempo para prestar atención a todo. También es difícil delegar tareas a otros voluntarios como estoy acostumbrada a trabajar sola y a veces no sé como y cuando distribuir tareas. En general, es más difícil para mí trabajar en equipo, pero creo que igualmente lo llevamos muy bien, siempre lo hacemos todo juntas con Valeria y otras colegas.

Moda es una gran parte de mi identidad, y mis amigos se ríen mucho de mí por trabajar con el tema de consumo responsable. Pero para mí es algo que yo quiero aplicar a mi vida diaria. En el pasado, ya solía comprar mucho vintage pero sin pensar mucho en el huello ecológico. Ahora quiero que más gente sepa que es posible vestirse sin herir el medio ambiente y a las trabajadoras del sector textil.

Una de las ventajas más importantes de este trabajo para mí es lo que colaboramos con cooperativas diferentes de los países de Sudamérica, una región que me interesa mucho y donde, en particular, quiero vivir en futuro. Este verano presentamos los campos de solidaridad en Argentina y Perú.

Me aburro mucho con cualquier trabajo repetitivo, por eso estar dentro de proyectos diferentes me ayuda a aprender muchas cosas y recibir habilidades relevantes muy rápido. Comercio justo, consumo responsable, protección de los derechos laborales, apoyo de los países del sur – todo eso parece interesante. Trabajar aquí tiene muchos niveles y puedes aprender muchas cosas desde el diseño gráfico hasta las fórmulas de Excel. Hay muchas cosas que puedan ser posibles en este espacio y ojalá encontremos un método de organizar nuestro tiempo para hacer todo lo que queremos este año.

 

Valeria

Estaba buscando proyectos en Francia y España, y el proyecto en Pamplona era uno de los que más me interesaba. ¡Qué suerte que me hayan elegido! No es mi primera experiencia de voluntariado, pero sin duda va a ser la más completa, hasta ahora al menos.

Mis amigos y mi familia están superfelices por esa oportunidad. Mi abuela todavía no entiende mucho de lo que estoy haciendo, pero vale, entiende que hago algo útil.

Navarra y Sicilia son lugares muy distintos, casi opuestos, pero es la parte más interesante de viajar, ¿no? Ser capaz de cambiar la manera de ver las cosas y también poder compartir tu punto de vista con otra gente. En general, Italia y España son países con muchas similitudes, pero creo que aquí el debate sobre los derechos civiles ha llegado a un punto más avanzado.

Como ya había vivido en Grenoble, en Francia, estaba acostumbrada al “shock cultural” de mudarse a otro país. Pero ser estudiante Erasmus y tener tu círculo de amigos de la universidad es diferente, y llegué aquí sin conocer a nadie, sin conocer la ciudad.

Antes de hacer el Erasmus en Francia, había decidido mudarme para la carrera de relaciones internacionales a Siena, Toscana. Los estudios y el ambiente intercultural e internacional que tenía allá me ayudaron mucho a tener una perspectiva más abierta e inclusiva.

Y por eso ya conocía los fundamentos del comercio justo, la importancia de solidaridad con las empresas del sur del mundo para poder incrementar el proceso de desarrollo sostenible.

En futuro quiero trabajar en una ONG, y esto es mi primer paso para entender cómo funciona este mundo en realidad y no solo leer sobre las estructuras teóricas.

Ya tengo 25 años, pero los últimos dos años no podía usar muchas cosas como todo el mundo. Cuando tenía 23, justo después de acabar la carrera, empezó la pandemia y no tenía mucho sentido quedarme en Siena y regresé a Sicilia. Así, después de dos años encerrada en casa, al final puedo conocer a gente nueva, viajar y hacer nuevas experiencias.

He llegado aquí desde hace poco tiempo y todavía me estoy acostumbrando a un nuevo país, un nuevo trabajo y una nueva vida, así que no sabía decir mi objetivo para este año, sino que quiero aprovechar plenamente del potencial de esta oportunidad.

Como he empezado el trabajo desde hace poco, todavía no sé cuál parte nombrar mi favorita. Creo que trabajar en proyectos tan diferentes va a ser lo más difícil y también lo más estimulante. Mi área de trabajo va a ser principalmente la del comercio justo y consumo responsable y voy a estar junto con Kristina en la de comunicación.

¡Entre todas todo!

Inscríbete en nuestro boletín y empieza a vivir con una solidaridad activa.

¡Entre todas, todo!

Únete a Setem para ser partícipe de nuestras campañas e iniciativas. ¡Construyamos un mundo más justo!

X