Patricia Burgo, participante en campos en Colombia

30/03/2017

SETEM Euskadi

Mi experiencia en los Campos de solidaridad de SETEM en el verano de 2016 no se ciñe solo al mes que pude disfrutar en Medellín, sino a todo un proceso que se inició con el curso de Realidades de los Pueblos del Sur en octubre de 2015. Este curso me dio la oportunidad de ahondar en cuestiones como la economía solidaria, el ecologismo, el feminismo, y otras muchas cuestiones, además de rodearme de un grupo de personas muy interesantes y que me han aportado un mucho.

El segundo episodio que recuerdo con especial cariño es el proceso de previo al viaje en el que el grupo que íbamos a viajar a Colombia empezamos a conocernos y a compartir nuestros miedos e ilusiones respecto al viaje. Este proceso me parece esencial y un gran acierto para que luego la experiencia sea más satisfactoria.

Por supuesto el viaje es el culmen de toda esta historia. Mi experiencia en Medellín cumplió perfectamente todas mis expectativas, aunque gracias al proceso previo conseguimos no crear demasiadas… Del mes en Colombia no puedo separar la parte de trabajo en la Mujeres que Crean de la convivencia con mis compañeros de viaje. De lo primero me gustaría resaltar todo lo que he podido aprender de la organización: el trabajo concienzudo y duro por los derechos de las mujeres, pero a la vez un trabajo alegre, positivo y muy humano. Ha sido sin duda una de las vivencias más bonitas que he podido disfrutar. De mis compañeros me he llevado una familia, de cada uno de ellos he aprendido algo, y solo ellos han conseguido hacer de mi viaje a Colombia una experiencia inolvidable.

Por último, de Colombia me llevo la capacidad de superación de un país azotado por la violencia que trabaja incansablemente por la paz y la convivencia sin perder la sonrisa y las ganas de vivir. Sin duda, he aprendido muchísimo y de alguna manera todo lo vivido me ha transformado en muchos aspectos.