.:TRANSPORTE:.

Ya es hora de dejar de ser los primeros en aspectos negativos de hábitos. Utiliza más el transporte público, la bicicleta o simplemente tus pies para caminar. Una de las maneras más fáciles que tiene un consumidor para reducir su huella de carbono es olvidarse del coche particular y utilizar el transporte público. Además, hay transporte público para todas las necesidades, sobre todo en nuestra ciudad. Si en la ciudad utilizas el transporte público, contribuyes a reducir la contaminación del aire que respiras. Para distancias cortas, puedes aprovechar y dar un paseo.