Cristina Xalma

16/06/2011

SETEM Catalunya

"Desde antes de ir a los Campos quería entender por qué el mundo funciona así, por qué el hecho de nacer en un lugar u otro te condiciona la vida, por qué existen ricos y pobres, e ir a los campos me agudizó esta sensibilidad. Mientras haya cosas que estén mal uno de los motores vitales debe ser la capacidad de indignación, de ser sensible a la injusticia y que ésta te remueva.

Utilizo mi vertiente de ciudadana de forma activa participando en las manifestaciones o concentraciones que luchan por las causas que defiendo. También uso mi vertiente como votante, porque mi voto sirva para dar apoyo a aquellas opciones que yo creo que permiten transformar esta realidad.

Para transmitir determinados mensajes en una clase es importante haber vivido este tipo de experiencia. Así también, en mi trabajo actual me doy cuenta que el tipo de relación que tengo con la gente del Sur es mucho más fluida, más cercana, y soy capaz de captar determinadas sensibilidades culturales porque las he vivido y compartido con ellos."

Cristina Xalma, participante en los Campos de Solidaridad

Cristina trabaja en la Secretaría General Iberoamericana. Esta profesión la combina con otras actividades relacionadas con el ámbito de la cooperación al desarrollo, principalmente de América Latina: su pasión. Realizó tres Campos de Solidaridad (dos como coordinadora) en Guatemala en 1996, 1998 y 1999.

Testimonio extraído de la publicación 'La taca d'oli. 20 años de Campos de Solidaridad: impacto en la sociedad catalana '