Mireia

01/03/2017

SETEM Campos de Solidaridad SETEM MCM

Era la segunda ocasión que viajaba a la India, aunque la primera vez no fue con Setem. Fue un país que me transformó en muchos sentidos y por eso quería volver a verle, para continuar con esa transformación.

Mi grupo y yo estuvimos viviendo y colaborando en Creative Handicrafts, una cooperativa que trabaja para dar independencia económica y seguridad a las mujeres que forman parte de ella. La mayoría del tiempo lo pasábamos con los niños que formaban parte de los centros educativos adheridos a la cooperativa. Algunos de los niños tenían familiares trabajando en la cooperativa, otros se beneficiaban de un programa desarrollado especialmente para que pudieran recibir educación y tener estudios.

Desde luego la experiencia empieza con la formación de Setem. El curso me ayudó a comprender por qué vivimos en el mundo en el que vivimos, por qué somos esclavos de un sistema y sobre todo y lo más importante, como podemos “desesclavizarnos” de ese sistema.

Hay una manera diferente de vivir, una manera más sostenible con el planeta, más igualitaria, menos soberbia y sobre todo más consciente.

Es importante comprender que nuestra manera de consumir, de vivir, tiene unas consecuencias, normalmente pagadas por las personas que viven a miles de kilómetros de nosotros.

El viaje es el vivo reflejo de lo que se aprende en el curso. Es sorprendente la admiración que las personas de esos países nos tienen, cuando en realidad somos nosotros los que debemos admirarles a ellos. El viaje te enseña las diferentes formas de vivir que hay. Es una apertura de mente y de corazón absoluta. Sufres, lloras, duermes mal, comes diferente, tu cuerpo cambia, pero al mismo tiempo tu alma crece y ya no hay vuelta atrás.

A quien se esté planteando vivir una experiencia como esta, pero tenga sus dudas, le diría que es normal tener miedo ante un viaje de tal envergadura, porque de alguna forma eres consciente de que va a suponer un cambio importante en tu vida. Pero ese cambio te va a hacer mejor persona y no sólo va a repercutir en tu vida, también va a tener un efecto sobre las personas que te rodean. Un impacto positivo que se va a extender como una onda expansiva y que va a hacer que perdure en el tiempo y que viaje en la distancia.

Gracias a la gente como tú, el mundo es un lugar mejor para vivir.