TERMINÓ LA FERIA PERO NO EL COMPROMISO CON EL COMERCIO JUSTO

07/01/2021

SETEM Navarra

siguiente

Muchas gracias a todas las voluntarias y voluntarios que nos han apoyado en este 2020 Maite, Adelina, Izaskun, Nerea, Cristina, Patricia, Ariel, David, Mª Jose, Araceli, Asier, Maria S, Maria A, Maite M, Itziar, Paloma, Álvaro y Thibault

Ya finalizó, un año más, la Feria de Navidad 2020-21. Ésta no ha sido una feria más; ha sido la más incierta, difícil y complicada de los últimos años. Ha sido una FERIA ESPECIAL. Esta situación que estamos viviendo, hizo que hasta el mismo lunes de la semana de inauguración no nos pudieran confirmar, desde el Ayuntamiento de Pamplona, si se realizaría o no.

Lo cierto es que tras el “sí quiero”, estuvimos trabajando a contrarreloj para que las personas voluntarias se apuntasen en los diferentes turnos y los pedidos pudieran llegar a tiempo. Una vez más, SETEM, Pueblos Hermanos y Sumaconcausa nos coordinamos para ofrecer a la ciudadanía navarra una alternativa de consumo; justa con los países del Sur y sostenible con el medio ambiente. Esta actividad está enmarcada dentro del Proyecto de Sensibilización “Promover el Consumo Responsable, Crítico y Transformador desde el Comercio Justo y la Soberanía Alimentaria”.

Sólo nos cabe agradecer a todas las personas voluntarias que habéis participado en esta edición, vuestra valentía y disponibilidad ante un reto como el de este año. En estos días hemos podido comprobar que todas las personas que habéis participado, lo habéis hecho con mucha ilusión y convencidas de que un cambio es posible; así nos lo habéis transmitido. Lo cierto es que, desde el otro lado del mostrador, también han sido numerosos clientes los que nos han apoyado y comentado lo necesario que es el Comercio Justo y todos los valores que transmite este tipo de relaciones Norte-Sur. Cuando nos decís que comprar comercio justo es más que una simple compra, es decir que hay signos de esperanza para un cambio más profundo. Una esperanza de conseguir unas relaciones comerciales justas; un comercio más humano y respetuoso con ser humano y una forma de conectar con la naturaleza. Ésta es la forma más sensible y sincera de decirle a la Pachamama que somos parte de ella y que queremos cuidarnos mutuamente (así, en 1ª persona del plural).

Somos parte de una red, la de COMERCIO JUSTO, que conecta a seres humanos de lugares, culturas y realidades diferentes a través de una relación creada de la justicia social y medioambiental.

Gracias por hacer, un año más, que el cambio hacia una sociedad más justa sea posible.

¡Muchas gracias por participar!

Eskerrik asko parte hartzeagatik!