“SOY MUJER Y SOY COMERCIO JUSTO”

02/03/2018

SETEM Navarra

siguiente

El martes 6 de marzo de las 18:30 a las 20:30 en la Casa de la Juventud os invitamos a participar en una degustación de cafés y chocolates de Comercio Justo de varias cooperativas de mujeres productoras. Esta actividad es una iniciativa de la Casa de la Juventud desarrollada de cara al Día Internacional de la Mujer.

Con este acto queremos destacar el papel y el trabajo de la Mujeres en el Comercio Justo porque cuando las mujeres consiguen sus derechos, las comunidades son más prósperas. 

En los últimos años, en el movimiento de Comercio Justo hemos visto a mujeres fomentar el desarrollo de las comunidades y de las propias organizaciones alentando el empoderamiento de la mujer.

La OIT en su informe “Las Mujeres en el trabajo” concluye que pese a los notables progresos realizados por las mujeres en cuanto a los logros educativos, la desigualdad entre mujeres y hombres persiste en los mercados laborales mundiales, en lo que respecta a las oportunidades, a la retribución y a su posición.

En la agricultura, las trabajadoras pueden llegar a constituir el 70% de la mano de obra en los países más empobrecidos. Sin embargo, ellas a menudo cobran menos que los hombres, no tienen derechos de propiedad de la tierra y tienen más dificultades para acceder a créditos. En este sentido, la FAO afirma que superar las desigualdades de género puede reducir el número de personas que pasan hambre en 150 millones. Sin embargo, el citado informe de la OIT alerta de que únicamente el crecimiento económico no asegurará una distribución equitativa de las ganancias entre hombres y mujeres, y que si no se emprende ninguna acción específica, la igualdad de remuneración no se alcanzaría hasta el 2086.

El Comercio Justo establece como uno de sus principios fundamentales la igualdad de salario entre trabajadores y trabajadoras por las mismas tareas. Pero además se fomenta la presencia de mujeres en los órganos de dirección y en la toma de decisiones. A través de este principio el Comercio Justo favorece el empoderamiento de la mujer y por tanto sienta las bases para el desarrollo de sus capacidades, la mejora de su rol en la sociedad y evitar su discriminación. Además, muchas de las organizaciones productoras de Comercio Justo desarrollan un trabajo de concienciación sobre la igualdad de género en las comunidades a través de talleres de formación y otras estrategias.

El comercio Justo nos deja historias de mujeres que son ejemplos clave de cómo las prácticas de este movimiento contribuyen a un mundo en el que ellas tienen las mismas oportunidades que los hombres en su trabajo y en su vida cotidiana.

 

Más información:

Este es el caso de la cooperativa Aldea Global en Nicaragua:  Eva Pineda Responsable de su  programa de Género considera  que “este proyecto ha despertado mujeres que nunca se habían visto como productoras, que se consideraban cocinera de su esposo sin salario, tenían una jornada de 4 de la mañana a 10 de la noche sin salario y ellas veían pasar el café, trabajaban el café pero nunca se sintieron parte de eso. Que hoy empiecen a soñar, empiecen a crecer.” 

Luz Evelia Godinez Solano productora de café Tierra Madre, que se podrá degustar en la casa de la Juventud el próximo día 6 con motivo del día internacional de la mujer, y socia de Alde Goblal, cuenta que sacó a sus 7 hijos ella sola gracias a su trabajo. Hoy en día ya son adultos y trabajan algunos han podido incluso concluir estudios universitarios. En 1986 recibió una porción de tierra de 3 manzanas durante la Reforma Agraria. Desde entonces ha ido ahorrando y comprando más tierra para poder dejarla en herencia a sus hijos e hijas. Considera fundamental que las mujeres tengan su propia finca para producir café y así ser dueñas del fruto de su trabajo, tomar decisiones y decidir acerca de sus ingresos "La tierra da seguridad, nunca la querré vender. Es algo que daré en herencia a mis hijos e hijas para que puedan dar una mejor vida a sus familias”.

Durante la actividad se podrán degustar también cafés de la cooperativa de Mujeres AMUCC(-Asociación de mujeres caficultoras del Cauca) de Colombia, de la cooperativa africana Ankole Coffee Producers’ Co-operative Union de Uganda.  Y Chocolates procedentes todos ellos de Cooperativas de Comercio Justo