Un año de prisión para Wafae Charaf, activista por los Derechos Humanos en Marruecos, por denunciar abusos de la policía

12/08/2014

SETEM Federación

siguiente

Un año de cárcel y 50.000 dirhams de multa para Wafae Charaf, activista de los Derechos Humanos en Marruecos que hace menos de un año compartía con SETEM y Campaña Ropa Limpia un taller de comunicación digital para el cambio social en Tánger. Ahora está en la cárcel por haber denunciado abusos y torturas de la policía de Tánger tras una manifestación de obreros y obreras.                    

Organizaciones de Derechos Humanos, ONG y colectivos sociales de España y Marruecos, unidos hace meses para solicitar al Ministerio de Justicia Marroquí la absolución de nuestros compañeros Wafae Charaf y Boubker ElKhamlichi, continuaremos realizando acciones de presión tras el juicio celebrado el lunes 11 de agosto, solicitando la puesta en libertad de Wafae Charaf, condenada a un año de prisión y al pago de una multa de 50.000 dirhams.

El gobierno sigue negando la libertad de Wafae en lo que es una clara violación de los derechos fundamentales de las personas ya que se están utilizando acciones represivas para frenar los movimientos sociales y especialmente es un aviso a las mujeres, deteniendo a las víctimas en vez de buscar y enjuiciar a los agresores.

Boubker y Wafae, militantes de Vía Democrática, del Movimiento 20F, de la Campaña Ropa Limpia y activistas de los Derechos Humanos, fueron detenidos tras denunciar que dos agentes de policía no uniformados habían secuestrado y agredido sexualmente a la compañera Charaf para abandonarla a 12 kilómetros de Tánger, tras la manifestación convocada por la Confederación de Obreros en la que participó el día 27 de abril en esa misma ciudad. ElKhamlichi, que acompañó a Wafae para poner una denuncia sobre su agresión, fue detenido de forma irregular para luego ser puesto en libertad.  Wafae, compañera de Khamlichi, fue una de las principales impulsoras de la movilización del 27 de abril y es extramadamente grave que después de ser agredida tras la manifestación sea ella la que se encuentre en prisión, luego de presentar partes médicos de su estado físico y mental.

Boubker, activista histórico, fue sindicalista y preso político, torturado en las cárceles marroquíes en la época de Hassan.  A su trayectoria se une su labor incansable en la defensa de los derechos de los inmigrantes subsaharianos, así como su trabajo en defensa de los derechos de las trabajadoras marroquíes en el sector de la confección con organizaciones internacionales como la Campaña Ropa Limpia.

Las organizaciones y colectivos sociales continuaremos reclamando al gobierno marroquí que cese su campaña de acoso y vulneración de los derechos humanos fundamentales. Estamos ante un caso claro de vulneración de los mismos y por ello solicitamos al Ministerio del Interior y de Justicia marroquíes las siguientes demandas:

  • La liberación de Wafae Charaf,
  • La retirada de los cargos contra Wafae Charaf,
  • El cumplimiento de los tratados internacionales firmados por Marruecos que prohiben las detenciones indiscriminadas y la tortura,
  • La finalización de la campaña de acoso a activistas de la sociedad civil,
  • La persecución y detención de los causantes de estas despreciables agresiones.

 

Es extremadamente grave que la activista Wafae Charaf haya sido agredida y sea ella la que se encuentre en prisión.