Nuevo incendio en una fábrica textil de Bangladesh se cobra la vida de siete trabajadoras

29/01/2013

SETEM Euskadi

siguiente

La fábrica de Bangladesh incendiada el pasado sábado producía para Bershka y Lefties (del grupo Inditex) y otras marcas internacionales. Siete trabajadoras murieron, cuatro de ellas chicas de tan sólo 17 años.

La red internacional Campaña Ropa Limpia, que lidera SETEM en el estado Español, junto con los sindicatos y organizaciones de derechos humanos de Bangladesh exigen a las marcas involucradas que asuman su responsabilidadNo sólo deben socorrer a las víctimas e indemnizar a las familias de las personas muertas sino que deben adoptar medidas urgentes para prevenir más muertes.

El incendio de la fábrica Smart Exports que se desató el pasado sábado enDhaka no es un caso aislado. Este último incendio sigue el mismo patrón de negligencia e impunidad que se ha cobrado la vida de 600 personas en la industria de ropa de Bangladesh sólo desde el 2006. Mientras las marcas y los minoristas no aborden las causas fundamentales de este tipo de tragedias, seguiremos lamentando la muerte de trabajadoras jóvenes, aquellas que están detrás de la ropa que vestimos.

Organizaciones de Bangladesh lograron reunir etiquetas en la fábrica siniestrada que vinculan a Smart Exports con las marcas españolas Bershka y Lefties (pertenecientes al grupo Inditex), la alemana KIK así como las marcas de moda francesas New Look, Scott & Fox e Invest Solo.

No es la primera vez que el grupo Inditex, la mayor empresa de moda del mundo, se ve involucrada en accidentes mortales relacionados con la falta de seguridad en las fábricas donde produce su ropa. Tampoco a la empresa alemana KIK y a Solo Invest le son ajenos los accidentes mortales. En 2005, 64 personas murieron en la fábrica Spectrum que producía para Inditex, Solo Invest y Carrefour entre otras empresas europeas. KIK producía en la fábrica Tazreen Fashion, cuando un incendio mató a 112 trabajadores/as el pasado mes de Noviembre y también en Ali Enterprise la fábrica de Pakistán incendiada en Septiembre llevándose por delante la vida de 300 personas. Tazreen Fashions también produjo para las españolas Sfera e Hipercor (del grupo El Corte Inglés) meses antes de que se produjese el incendio.

"Los y las trabajadoras siguen muriendo, y las marcas siguen desperdiciando el tiempo y poniendo excusas en lugar de pasar a la acción. Inditex sigue sin firmar el Programa para mejorar la Seguridad de las fábricas de Bangladesh, algo que le pedimos hace más de un año. KIK todavía no ha pagado a las víctimas Tazreen Fashions la indemnización y carecen de atención médica. Mientras tanto, todas las marcas seguirán ampliando su producción en Bangladesh, a sabiendas de que los edificios no son seguros", dice Ineke Zeldenrust, del Secretariado Internacional de la Campaña Ropa Limpia.

Para prevenir que ocurran más tragedias como estas en el futuro, la Campaña Ropa Limpia viene reclamando desde hace más de un año a las empresas que se suministran en Bangladesh que se unan al Programa de Seguridad en las fábricas de Bangladesh. Dicho programa ha sido desarrollado por los sindicatos de Bangladesh, el sindicato global IndustriAll y organizaciones de defensa de los derechos laborales (entre ellas la red internacional Campaña Ropa Limpia). Contempla entre otros elementos la realización de inspecciones independientes, la obligatoriedad de realizar reparaciones en las fábricas y asigna un rol central a los/as trabajadores/as y sindicatos en la supervisión e implementación del programa. Las empresas PvH (grupo de Calvin Klein) y Tchibo ya se han sumado a dicho programa.

La red internacional Campaña Ropa Limpia junto con los sindicatos y organizaciones pro-derechos humanos de Bangladesh continuará trabajando para reclamar justicia hacia las víctimas y exigir que las marcas internacionales junto con otros actores implicados adopten soluciones estructurales que terminen con esta sangría de vidas. Estas muertes podrían y deberían haberse evitado.

 

 

Imagen de la fábrica quemada.