Las marcas deben mostrarse responsables sobre dónde y cómo se hace su ropa y calzado

11/05/2017

SETEM Euskadi

siguiente

Iniciamos una campaña de recogida de firmas para exigir a las marcas mayor transparencia en sus cadenas de suministro.

La necesidad de tener información sobre las fábricas que elaboran productos para marcas globales ha quedado dolorosamente clara a raíz de tragedias como la de Rana Plaza, donde se tuvo que buscar etiquetas entre los escombros y entrevistar a las personas sobrevivientes para saber qué marcas estaban produciendo en esas fábricas y exigirles responsabilidades.

A finales de 2016, al menos 28 empresas mundiales de moda habían publicado algún tipo de información sobre las fábricas que elaboraban los productos de sus marcas. Sin embargo, para una gran parte del sector de la ropa y del calzado, divulgar datos sobre las cadenas de suministro es algo incómodo. Muchas de estas empresas continúan escondiendo sus prácticas comerciales aunque proclaman que poseen altos estándares y mecanismos de garantía de Responsabilidad Social. Ha llegado la hora de que esa información sea pública y la responsabilidad efectiva.

Cambia Tus Zapatos presenta hoy una petición online para exigir a las marcas globales Camper, Prada, Birkenstock, Deichmann, CCC y Leder & Schuh que publiquen los nombres y direcciones de todos sus proveedores, se alejen del uso de productos químicos peligrosos y garanticen condiciones de trabajo justas y seguras para las personas que hacen sus zapatos.

El 85% del cuero vendido en la UE está curtido con cromo. Durante el proceso de producción los trabajadores y las trabajadoras están expuestas a productos químicos que pueden causar asma, cáncer de piel y otras enfermedades mortales. En otras partes de la cadena de suministro, trabajadoras a domicilio realizan un parte muy importante de la producción cosiendo las partes superiores de cuero para nuestros zapatos. Estas mujeres son a menudo invisibles para las marcas y son particularmente vulnerables a la explotación por parte de sus empleadores.

Las marcas de calzado deben hacer esfuerzos para identificar las etapas más vulnerables en sus cadenas de suministro, adoptar medidas para proteger a las trabajadoras y los trabajadores de condiciones peligrosas y velar por que reciban un trato justo y un salario digno, en consonancia con los principios rectores de las Naciones Unidas sobre empresas y derechos humanos.

Paralelamente, una coalición en la que participa la red internacional de la Campaña Ropa Limpia ha promovido el Compromiso de Transparencia un llamamiento a 72 empresas de ropa, minoristas y supermercados con productos de marca propia de ropa y calzado, instándoles a implementar un nivel mínimo de transparencia en la cadena de suministro. Concretamente, el Compromiso de Transparencia requiere que las empresas publiquen los nombres y las direcciones de las fábricas encargadas de cortar, coser y acabar los productos, así como de los subcontratistas autorizados para realizar las fases de estampación, lavado u ornamentación de los productos antes de comercializarlos. También exige que las empresas den información sobre la cantidad de personal y el tipo de productos elaborados en cada fábrica, así como el nombre de la empresa que posee o controla la fábrica.

La coalición internacional hace un llamamiento a todas las empresas que no cumplen con los estándares del compromiso a que se unan a los líderes del sector. Para ello, una petición en Change.org se dirige a Forever 21, Urban Outfitters, Walmart, Primark y Armani como empresas líderes en sus sectores de mercado y con mucho camino por recorrer en cuanto a transparencia para que firmen el Compromiso de Transparencia y lo apliquen antes de que termine el año.

La transparencia es una poderosa herramienta para promover que las empresas del sector rindan cuentas acerca de los derechos laborales en las cadenas de suministro globales. "Si sabemos qué marcas están comprando en las fábricas, podemos responsabilizar y alertar a las marcas sobre los problemas relacionados con los derechos laborales u otras vulneraciones en sus fábricas proveedoras. Al mismo tiempo los trabajadores y las trabajadoras estarán mejor preparadas para plantear preocupaciones sobre los salarios y la seguridad en las fábricas a las marcas y reclamar indemnizaciones cuando sea necesario" declara Eva Kreisler, coordinadora de la Campaña Rola Limpia. "Además, la ciudadanía de la UE podrá acceder a la información y tomar decisiones conscientes sobre la compra de sus zapatos".

Foto: GMB Akash

Vídeo: