Cuando el móvil entra hasta la cocina

16/12/2020

SETEM Euskadi

siguiente

Como dice Maite en nuestro documental Fabricando Mujeres, hay que acabar con la Fábrica de Mujeres y sus tentáculos. Son capaces de meterse en nuestras vidas sin que nos demos cuenta. Lo hacen a través de medios que usamos en la cotidianidad… como ocurre por ejemplo con el uso de los móviles. ¿Te has parado a pensarlo? Cuando el móvil entra hasta la cocina, también lo hacen algunas violencias machistas

La Fábrica, en la que #NosFabrican y quiere a las mujeres iguales, sumisas y dependientes, nos hace creer que el uso de los móviles es inclusivo, necesario, nos da mayor estatus y nos facilita la vida. Pero, ¿te has preguntado si la comunicación por el móvil, es tan accesible como nos la venden? Quienes no nacieron con un teléfono en la mano a veces quedan un poco descolgadas. Además, quienes deciden no tener móvil o smarthphone, lo hacen preparándose para las críticas.

Con el uso de estos aparatos se han creado nuevas necesidades… Hay que estar siempre disponibles y, además, ¡responder de inmediato! Y no sólo en lo personal, ya que los correos del trabajo nos aparecen como globos emergentes que nos recuerdan reuniones y demás cosas pendiente. ¿A veces no os dan ganas de apagarlo?

El uso del móvil no es inocuo en cuanto a las violencias machistas. Aquí puedes ver unos datos extraídos del documental Fabricando Mujeres 2.0:

  • El 16,1% de las mujeres sienten que en las redes sociales y en los grupos de WhatsApp, con frecuencia no puede hablar de desigualdades de género sin enfrentarse a ser increpadas.
  • Control de pareja y el ciberacoso. Una de cada diez mujeres afirma sentirse controlada a través del móvil.
  • En países de ingresos bajos y medios: El 20% de las mujeres no posee un teléfono móvil y tienen un 23% menos de probabilidades que los hombres de usar internet móvil.


Si quieres seguir profundizando en esta temática te invitamos a ver este apartado de nuestro documental Fabricando mujeres 2.0”,  donde diferentes personas como Bob Pop, Conchi Carazo y Pedro Uribe del proyecto Ilusión Viril se unen a Maite y analizan y proponen alternativas para un uso del móvil libre de violencias machistas.

Además te animamos a denunciar los prototipos de mujer que que nos venden a través de los móviles y el uso de las redes sociales. Cuéntanoslo tuiteando con #NosFabrican y tus denuncias aparecerán en fabricandomujeres.org.

¿Consumimos violencia?
Desde SETEM Hego Haizea seguimos trabajando para visibilizar las violencias machistas en el consumo capitalista y promover iniciativas desde la perspectiva de los feminismos y el consumo responsable.

Para ello, elaboramos las investigaciones ¿Consumimos violencia?, Fase I y Fase II, desde las que surgen  propuestas en seis ámbitos para poner en el centro la sostenibilidad de la vida en nuestro consumo diario. Y de estas investigaciones nacieron los documentales Fabricando Mujeres y Fabricando Mujeres 2.0, en los que Maite, su protagonista, acerca de forma sencilla a las reflexiones, resultados y propuestas de las investigaciones.

¿Cómo consumimos violencia en las series de ficción?.

Vídeo: Al Borde Films / SETEM Hego Haizea

Más información:

- Entra AQUÍ para ver Fabricando Mujeres

- Entra AQUÍ para ver Fabricando Mujeres 2.0