10 razones para plantarnos ante el consumismo este 8M y 10 ideas para llevarlo a cabo

03/03/2021

SETEM Euskadi

siguiente

Consumir es un acto político y, además, una de nuestras herramientas más poderosas para expresar, por la vía de los hechos, en qué tipo de sociedad queremos vivir.

El sistema capitalista, que obtiene el máximo beneficio a costa de la explotación de las personas y los recursos medioambientales, encuentra en el sistema patriarcal un aliado para justificar y legitimar las desigualdades de género dentro de su estructura. Este sistema crea necesidades de consumo diferenciadas para mujeres y hombres, que se apoyan en los estereotipos de género y en la división sexual del trabajo. Consumimos violencias machistas a cada minuto, sin darnos cuenta, simple y llanamente porque lo tenemos naturalizado y se nos ha vuelto invisible.

En el 8 de marzo, Día Internacional de las Mujeres, no podemos permitir que esa violencia nos impregne. Por ello, proponemos PARAR DE CONSUMIR y construir alternativas de consumo libres de violencias machistas.

A través de nuestro consumo tenemos el poder de cambiar las reglas del juego, frente al comportamiento de grandes empresas que basan sus enormes beneficios en la explotación que ejercen sobre sus trabajadoras. Durante los últimos años, la conmemoración del 8 de marzo ha servido para visibilizar la manera en que el modelo de consumo capitalista incrementa las desigualdades.


Es por ello que ponemos a disposición este decálogo de formas de plantarnos frente al consumo capitalista. Son varias las razones que nos llevan a realizar un plantón consumista. A continuación 10 de ellas:

  1. Porque los mercados subordinan las vidas de la población y el cuidado de la naturaleza al beneficio financiero. Porque las empresas privadas y bancos, se benefician a costa del trabajo de millones de mujeres y el expolio sistemático de la naturaleza. Enriqueciendo a unos pocos y empobreciendo al resto de la población.
  2. Porque el desarrollo que nos venden, está basado en la explotación y el colonialismo de las mujeres del Sur Global. Porque nos venden productos basados en el extractivismo y el expolio de los recursos locales de comunidades y pueblos del Sur Global. Porque denunciamos las condiciones de explotación y esclavitud de las mujeres en todo el mundo.
  3. Porque CONSUMIMOS VIOLENCIA cada día. Porque el capitalismo y el patriarcado comparten un mismo sistema de dominación y opresión hacia las mujeres (que se ocupan de los cuidados) y los territorios-cuerpos (dependemos de ellos), retroalimentándose y generando nuevas formas de violencias.
  4. Porque la huelga de consumo nos permite reivindicar la opresión que sufren las compañeras de todo el mundo y denunciar las prácticas de producción y distribución que no aprobamos.
  5. Porque la huelga de consumo, nos permite tomar conciencia de nuestra elección como consumidoras, además de empoderarnos como consumidoras feministas,  atacando al capitalismo y al patriarcado en su mismo objetivo, el de maximización de los beneficios.
  6. Porque mediante la huelga de consumo reivindicamos la importancia de poner en valor las contribuciones inmateriales al bienestar colectivo o a una buena vida, considerando a las personas no como meras consumidoras sino como ciudadanas.
  7. Porque a través de nuestro consumo podemos apoyar y fortalecer prácticas justas y sostenibles; podemos presionar a las empresas para que aseguren que los productos y servicios que consumimos no dañen a las personas ni el medio ambiente en todo el mundo y a los gobiernos para crear leyes que responsabilicen a las empresas por sus impactos sobre las personas y el planeta.
  8. Porque queremos construir alternativas de consumo libres de violencias machistas, que respeten nuestros derechos, nuestras vidas, nuestras decisiones y los recursos naturales que nos permitan tener un futuro.
  9. Porque queremos poner la vida en el centro, apostamos por un Consumo Crítico, Responsable y Transformador y una economía social y solidaria feminista que prioriza el bienestar del colectivo y la naturaleza, atendiendo a los Derechos Humanos y de la naturaleza.
  10. Porque, en un planeta finito, exigimos el derecho al consumo básico, a la producción y distribución basadas en la equidad, justicia y responsabilidad ambiental. Porque exigimos una Producción y Consumo Crítico Responsable y Transformadora que sea Feminista.

Son estas y más razones, así que te animamos a echar un vistazo al decálogo y unirte a la huelga de consumo, ¡este 8 de marzo y siempre!

Son estas y más razones, así que te animamos a echar un vistazo al decálogo y unirte a la huelga de consumo, ¡este 8 de marzo y siempre!

8 de marzo huelga de consumo.

Más información:

- DECÁLOGO de ideas para plantarnos frente al consumismo