SETEM sensibiliza al alumnado de las EASD de Valencia y Alicante sobre la vulneración de DDHH en la producción de calzado

24/05/2017

SETEM Comunitat Valenciana

siguiente

A través del proyecto “Cambia Tus Zapatos: caminando hacia los ODS” la ONGD SETEM-CV ha sensibilizado a través de dos mesas redondas al alumnado y profesorado de las Escuelas de Arte y Superior de Diseño (EASD) de Valencia y Alicante sobre la vulneración de derechos humanos y laborales que sufren mujeres y hombres en el sector de la producción de calzado a escala global, así como de los impactos que esta situación provoca en los países enriquecidos y empobrecidos económicamente.

Estas jornadas, que se han desarrollados los días 17 y 19 de mayo en sendas escuelas, tenían como objetivo concienciar y sensibilizar a los futuros profesionales de la moda y el diseño de la Comunitat Valenciana, sobre la problemática de la deslocalización del sector del calzado en el tejido social, empresarial especializado, y educativo de la Comunitat Valenciana.

Para ello, las mesas redondas han contado con la participación del secretario general de Cividep India, Gopinathan K. Parakuti y la coordinadora de proyectos del sector del cuero de esta organazación, Brinda Devip. Cividep es una organización por la defensa de los derechos laborales y la rendición de cuentas de las empresas de la India y su visita forma parte de un tour europeo que empieza y termina en Alemania y que pasa también por Reino Unido, Polonia y Suecia y que forma parte del proyecto europeo Change Your Shoes del cual es socio la Campaña Ropa Limpia y la Federación SETEM.

A través de su testimonio, el alumnado y el profesorado de ambas escuelas han podido conocer la situación real de los trabajadores y las trabajadoras relacionadas con la industria del calzado y del cuero en la India, uno de los mayores productores de calzado y de cuero del mundo. 

Las mesas redondas, que han llevado por título La Producción de Calzado a Debate: transparencia, sostenibilidad y responsabilidad social en la cadena de suministro”, han contado además con la participación de Javier Galarza y Juan Francisco Alcolea de la Federación de Industria de PV CCOO, de José Luis Mariñelarena, coordinador del proyecto Cambia Tus Zapatos (Federación SETEM), y de los profesores de las EASD de Valencia y Alicante, José Martínez Escutia, Francisco Oncina y Rocío del Mar Cáceres.

Este tour de mesas redondas se ha completado además con otra organizada en la Facultad de Derecho de la Universitat de València (UV), donde además hemos contado con la participación de Jorge Conesa, del equipo de la Europarlamentaria Lola Sánchez, Isidor Boix, de la Secretaría General de CCOO-Industria y de Adoración Guamán, Profesora de Derecho de Trabajo y Seguridad Social de la UV.

Situación del sector

En 2013 se produjeron más de 22.000 millones de pares de zapatos en todo el mundo. El calzado que utilizamos, sobre todo el de cuero, esconde en muchos casos vulneraciones de derechos humanos o daños al medio ambiente a lo largo de la cadena de suministro. La fabricación de calzado requiere de mano de obra intensiva y poco cualificada. Por esta razón, muchas marcas europeas externalizan toda o parte de la producción a países con salarios bajos y donde las malas prácticas están generalizadas. Normalmente, los trabajadores y trabajadoras de estos países no tienen la posibilidad de mejorar sus pésimas condiciones laborales (como salarios de miseria, extenuantes jornadas de trabajo y niveles ilegales de horas extras a menudo no remuneradas, ausencia de medidas de salud y seguridad en el trabajo) porque la negociación colectiva y la libertad sindical están limitadas, cuando existen.

En algunos fabricantes de calzado y cuero como India se aplican legislaciones ambientales laxas y poco restrictivas, de manera que se favorecen enormemente las prácticas contaminantes de la industria del cuero, que es un eslabón fundamental de la cadena de suministro del calzado. Durante el proceso de fabricación de calzado de cuero hay dos etapas que pueden ser especialmente peligrosas: el curtido (transformar la piel de los animales en cuero) y el montaje, realizado en mayor medida en la fábrica. En ausencia de una legislación adecuada, los impactos de esta industria sobre el medio ambiente y la salud pueden ser muy negativos.

Durante la celebración de estas jornadas se ha reivindicado principalmente tres derechos ante esta problemática: el derecho a un salario digno, el derecho a condiciones de trabajo seguras y el derecho de los y las consumidoras de optar a productos seguro y a una total transparencia por parte de las empresas productoras.  Este es uno de los puntos claves, tal y como se ha resaltado durante las jornadas. La falta de transparencia dificulta enormemente que los fabricantes y las marcas se responsabilicen de la situación, ya que se escudan con facilidad en la idea de que los problemas no afectan a la parte de la cadena de suministro que les corresponde. Como consecuencia, no se pueden tomar las medidas necesarias para solucionar estas condiciones pésimas, de manera que las personas trabajadoras y el medio ambiente siguen sufriendo.