La banca es la bomba: Más de 1.000 millones invertidos en empresas españolas de armas

23/06/2012

SETEM Federación

siguiente

Presentamos nuevo informe sobre los negocios de la banca y las empresas de armas españolas. “Inversiones que son la bomba” confirma que 42 entidades financieras están relacionada financiera y económicamente en 30 empresas españolas fabricantes de material armamentístico y militar como barcos de guerra, aviones de combate, misiles, bombas y munición.

SETEM y el Centro Delàs de estudios por la paz de Justícia i Pau descubren los vínculos financieros existentes entre la banca y la industria militar en España, en su informe: Inversiones que son la bomba. Negocios de la banca con las empresas de armas españolas, realizado en el marco de la campaña Banca Limpia.

El apoyo financiero que ha recibido el complejo militar-industrial mediante participaciones accionariales, fondos de inversión y créditos de 2007 a 2011, nos muestra que en España se han desviado al menos 1.372 millones de euros al sector armamentístico, lo que revela la gran dependencia existente entre el sector armamentístico y la banca en España.

El informe descubre la implicación de 42 entidades financieras, entre las que se encuentran los bancos, cajas de ahorros, cooperativas de crédito, empresas de seguros e intermediarias financieras, en el negocio de la guerra. Cabe destacar que los diez bancos que han participado en el negocio armamentístico con mayor volumen de negocios y mayor presencia en empresas de armas españolas en el período estudiado son, por orden de importancia: Bankia, Liberbank, Banco Santander, Caixabank, BBVA, Catalunya Caixa, Banco Popular, Banco Sabadell, Ibercaja y Bankinter.

En el informe se han identificado 30 empresas de armamento del complejo militar-industrial español que han recibido  apoyo financiero de la banca que opera en España y que fabrican  barcos de guerra, aviones de combate, misiles, bombas, munición, blindados, tanques, helicópteros militares, elementos de comunicación militar e incluso han comercializado bombas de racimo hasta 2008.