Zara no debe abandonar el Acuerdo de seguridad de Bangladesh mientras quienes cosen su ropa sigan en riesgo

15/07/2021

SETEM Andalucia

siguiente

FUENTE: CAMPAÑA ROPA LIMPIA 

Un nuevo informe grupos de derechos laborales antes de la celebración de la junta de accionistas de Inditex el pasado 13 de julio, pone de manifiesto que la empresa tiene que firmar urgentemente un nuevo acuerdo vinculante sobre la seguridad en las fábricas de Bangladesh antes de que el programa actual expire el 31 de agosto de 2021.

El Acuerdo sobre Seguridad de Edificios y contra Incendios en Bangladesh (Accord), el programa de seguridad más exitoso en la historia de las cadenas de suministro de ropa, ha permitido grandes avances, pero Inditex no debe ignorar los peligros mortales que siguen existiendo.

Inditex -uno de los mayores minoristas de moda del mundo y propietario de ocho marcas, incluida Zara- fue uno de los primeros firmantes del Acuerdo en 2013. Como miembro del Comité Directivo del Acuerdo, Inditex conoce de primera mano la eficacia del Acuerdo para hacer que las fábricas sean más seguras para más de dos millones de personas trabajadoras de la confección. Inditex ha pasado los últimos meses negociando con los sindicatos, pero todavía no ha conseguido concluir y firmar un nuevo acuerdo vinculante, y el tiempo se acaba.

Sesión de formación en materia de seguridad en una de las fábricas que forman parte del Accord

Este informe, elaborado por la Clean Clothes CampaignMaquila Solidarity NetworkWorker Rights Consortium e International Labor Rights Forum, está basado en una revisión de los datos disponibles públicamente sobre los progresos en materia de seguridad fábrica por fábrica.  Muestra que, gracias al Acuerdo, se ha corregido el 92% de los riesgos de seguridad identificados en las fábricas proveedoras de Inditex en Bangladesh.

Sin embargo, al mismo tiempo, siguen existiendo riesgos de seguridad que ponen en peligro la vida de las personas trabajadoras. En las 54 fábricas proveedoras de Inditex identificadas por los testigos signatarios del Acuerdo de Bangladesh, una asombrosa cifra de 40 todavía no tiene alarmas de incendio verificadas, 38 no tienen sistemas de extinción de incendios verificados, como aspersores, y en 35 fábricas las trabajadoras y trabajadores podrían quedar atrapados en caso de incendio.

Christie Miedema, de Clean Clothes Campaign, afirma: «Las marcas que negocian un nuevo acuerdo de seguridad vinculante deben darse cuenta de que las vidas de los trabajadores están en peligro cuando intentan negociar los principios cruciales que permitieron el éxito del Acuerdo. El Acuerdo debe su eficacia al hecho de que cada marca firmante es legalmente responsable de garantizar la seguridad de sus fábricas proveedoras. Como miembro del comité directivo, Inditex está bien posicionada para garantizar que esta responsabilidad legal individual siga siendo un requisito previo para la participación en el programa de seguridad«.

 

Laura Gutiérrez, de Workers Rights Consortium, afirma: «El espantoso incendio con al menos 52  víctimas mortales en una fábrica de procesamiento de alimentos en Bangladesh la semana pasada mostró una vez más lo que está en riesgo en estas negociaciones. El Acuerdo ha disminuido la probabilidad de que ocurra una tragedia como ésta en una fábrica de ropa, pero queda mucho trabajo por hacer. En decenas de fábricas de Inditex las personas trabajadoras siguen corriendo el riesgo de no poder salir del edificio en caso de incendio. Esta tragedia pone de manifiesto lo que podría volver a suceder si el Acuerdo no continúa«.